Poneos en el lugar de la muchacha, es todo muy deprimente.

¡Comparte!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on Tumblr